fbpx

Puedes evitar enfermarte si conoces cual es tu naturaleza

 

 

Según el Āyurveda evitar enfermarte es más sencillo de lo que te imaginas. Solo tienes que conocer cuáles son tus características físicas, mentales y digestivas para ello. Es decir, saber cuál o cuáles son tus doshas predominantes.

En este artículo hablaremos sobre los beneficios que el Āyurveda te trae cuando lo aplicas en tu día a día. Además, traemos una charla entre Ro y yo donde profundizamos sobre el tema y ponemos algunos ejemplos sencillos de entender.

Pero eso no es todo, te vamos a regalar 3 microacciones relacionadas con el Āyurveda para que puedas empezar a potenciar tu salud desde hoy mismo.

Si no quieres perderte nada te invitamos a que leas este artículo al completo y que veas nuestra charla en YouTube.

 

 

Evitar enfermarte en cada estación del año

 

 

Bien es sabido que cada estación del año trae consigo algunos problemas frecuentes de salud. El otoño algunos resfriados, el invierno gripes, la primavera alergias y el verano algún golpe de calor.

Pero no todas las estaciones nos afectan a todos por igual. Y la pregunta sería ¿Por qué? Pues es muy sencillo. No todos somos iguales por naturaleza.

Conocer cuál es ésta, en cuanto a las características físicas, mentales y digestivas, se refiere hará que sepas que estación del año te afecta más y podrás evitar enfermarte.

Esto puede parecer de locos ahora mismo pero te vamos a explicar un poco más y verás que tiene mucho sentido.

 

 

Nuestra naturaleza 

 

 

No todos somos iguales, y por ello, es importante saber quienes somos. El Āyurveda es una forma de vivir basada en el autoconocimiento para evitar enfermarte.

Todos estamos compuestos por los principales elementos: aire, éter, fuego, agua y tierra, pero no todos los tenemos en la misma medida. Dependiendo de qué elementos predominen en nosotros, así predominará una fuerza o dosha y esto nos otorgará ciertas características y predisposición a ciertos desequilibrios.

Vamos a poner un ejemplo sencillo de entender. Cuando decimos que una persona tiene más aire y éter, es por ejemplo una persona delgada con articulaciones que crujen al moverse, porque tienen aire dentro. Si una persona tiene una mente muy volátil y dispersa, estas características son también del aire y del éter, los cuales son ligeros, y no son características de la tierra o del agua, que por el contrario son muy pesados.

Esta relación con las diferentes características de la persona hace que podamos saber la predominancia de su dosha y que conozcamos un poco más su naturaleza lo que nos acercará a un estado óptimo de salud.

 

 

Solo un dosha equilibrado puede evitar enfermarte

 

 

Personas con un temperamento fuerte, se relacionan con el elemento fuego, ya que como algo no les cuadre, hacen que “arda Troya”. Ese fuego lógicamente da calor y, si lo avivamos con más calor, como por ejemplo practicar ejercicio en verano bajo el rayo del sol, hará que este dosha se desequilibre. No caigamos en la reacción fácil de pensar que eso le afecta a cualquiera. Hay personas que pasan horas jugando al voley playa, a las palas o al futbol bajo el sol de la playa y no tienen los mismos achaques que otras.

Y la explicación no es otra, que dependiendo de los elementos que predominen en tu cuerpo, es decir, esa fuerza o dosha, hará que tengas más o menos predisposición a padecer ciertos síntomas y/o manifestaciones.

Si esta persona con gran temperamento y un gran fuego digestivo se somete a mucho calor, esto hará que tenga muchas probabilidades de que alguna afección digestiva (gastritis, acidez, indigestión, etc.), por ejemplo, aparezca.

Por eso, saber cuáles son tus puntos críticos y tu naturaleza, según el Āyurveda, hará que puedas alimentarte y llevar a cabo ciertas acciones que compensen ese dosha y hagan que se mantenga en equilibrio y así evitar enfermarte.

 

 

No cualquier ejercicio es tan recomendable para todo el mundo

 

 

Como hemos dicho antes, hay ciertas acciones que benefician más a ciertas personas que a otras en función de su naturaleza y sus doshas predominantes.

Pues en estas acciones también se incluye el ejercicio.

Ejemplo:

 

Un ejemplo muy fácil es el del dosha Vata. Vaya suele ser una persona nerviosa, dispersa, ansiosa y estrenada, que piensa siempre en el futuro por bueno o malo que este sea.

Por ello, generar más estrés donde ya lo hay, puede hacer que se desequilibre y se enferme. Puede parecer muy lógico pero, ¿alguna vez has pensado que el estrés puede ser provocado por algo bueno y que te agrade? Pues así es.

Una buena noticia, un proyecto venidero o una visita querida que se hace rogar, puede generarte estrés y ansiedad. Todos estos motivos, a priori, son positivos y te hacen teóricamente feliz pero pueden ser tan negativos como los que no lo son.

Un mal día

 

Imaginemos que una persona con características como las que he mencionado, ha tenido un día malo en el que ha estado 2 horas en el tráfico, ha discutido con el jefe y llega a casa y su hijo acaba de pintar todas las paredes del cuarto con un rotulador.

¿Un mal día no?

A esta persona le encanta el Spinning y decide ir a una clase a desestresarse. Sin embargo, esto es un grave error. Que uno se canse en una clase de Spinning y termine agotado no quiere decir que le ayude a relajarse.

Una clase de 50 personas a 30 grados, con la música que te explotan los oídos, donde sudas como un pollo y gritas como un loco durante una hora, ¿Te desestresa o te cansa?

Un SPA donde estás escuchando música tranquila con un aroma agradable y un masaje en los pies, ¿Te relaja o te relaja?

 

Cansancio VS relajación

 

Pues a eso nos referimos, que no hay que confundir cansancio con relajación. Porque tu mente y tu cuerpo después del primer escenario termina más alterado y sin energía. Si a eso le sumamos el mal día que has tenido lo normal es que esta persona con esta tendencia natural al estrés, el nerviosismo y la ansiedad termine con migrañas, contracturas musculares y/o insomnio.

No me vengas con el que no puedes ir a un SPA, porque es solo un ejemplo. Podrías crear tu propio “momento SPA” en tu casa si lo deseas si tu prioridad es evitar enfermarte. Ponte música clásica, métete en la bañera con un rico aroma de incienso y hazte auto masajes en tus pies y en tus manos y dime como quedas tras esto.

Saber elegir las acciones correctas en cada momento en función de tu naturaleza y del momento por el que estás pasando podrá evitar enfermarte, porque no todo nos afecta de la misma forma a cada uno de nosotros.

 

Calmar tu mente es la mejor acción para evitar enfermarte

 

 

El Āyurveda contempla la salud como un equilibrio entre lo físico, lo mental y lo espiritual. Las emociones y los pensamientos están directamente relacionadas con nuestro estado de salud.

Se ha comprobado que en función de lo que uno piense y sienta, así se ve afectado su organismo, ya que la química en su cuerpo cambia. Fijaros como queda uno ante una situación triste, desagradable y/o dramática. Parece que le ha arrollado un camión. Sin embargo, cuando está feliz y se siente pleno, está repleto de vitalidad y energía.

¿A caso esa persona es diferente genéticamente cuando está en una situación o en otra? Definitivamente no.

Por eso entrenar tu mente es imprescindible para evitar enfermarte. Hay que trabajarla cada día y el Āyurveda recomienda la práctica espiritual. Esta puede venir, por ejemplo, a través del yoga y la meditación o, simplemente, por medio de dedicarle unos minutos a agradecer lo privilegiados que somos aunque no lo creamos.

Cada día que nos despertamos es una oportunidad de vivir y eso es digno de agradecer. Por tanto no me vale con que tienes una vida muy dura, triste y complicada, porque no lo pongo en duda… pero TIENES UNA VIDA.

 

Más sobre la Ciencia del Āyurveda

 

Si quieres saber más sobre el Āyurveda aquí te dejamos otro artículo donde profundizamos un poco más sobre esta forma de vivir donde la prioridad es evitar enfermarte:

Artículo: ¿Qué es la Ciencia Āyurveda?

 

 

3 microacciones para evitar enfermarte

 

A. Rompe tu ayuno con un super batido de verduras y frutas

 

 

En lugar de desayunar unos cereales de chocolate, unas galletas o bollería industrial, trata de darle a tu organismo los mejores nutrientes posibles. Después de largas horas sin comer son importantes 3 cosas:

1. Hidratar bien el cuerpo.

2. Nutrirlo correctamente con alimentos naturales y de calidad.

3. Despertar el sistema digestivo.

Para ello, una muy buena opción es preparar un super batido que cumpla estas funciones, aportando vitaminas, minerales, fibra, antioxidantes, agua, etc.

Ejemplo: Batido verde de agua, espinacas, apio, pepino, piña, manzana, jengibre y canela.

Los primeros nutrientes que recibe tu cuerpo después del ayuno deben ser de calidad así que esta es una muy buena opción para hacerlo. Cuando tu organismo y tu sistema digestivo funcionan correctamente el sistema inmune se eleva y esto va a evitar enfermarte.

 

 

B. Moviliza tu cadera y tu columna

 

 

La mayoría de los problemas de ciáticas, hernias, lumbalgias y problemas de espalda vienen por falta de movilidad en la columna y en la cadera.

Si tenemos en cuenta que cualquiera de esta circunstancias nos puede dejar una semana en la cama, en el mejor de los casos, se puede considerar que en ese caso estaríamos enfermos.

El hacerlo no solo evitará lo anteriormente descrito, sino que:

-. mejorará tus niveles de estrés,

-. calmará tu sistema nervioso,

-. mejorará tu circulación,

-. Evitará desbalances musculares, contracturas y lesiones,

-. oxigenará tu cuerpo y tu cerebro,

-. Etc.

Es decir, el funcionamiento de tu cuerpo se verá potenciado en apenas 3 días de práctica

Ejemplos de ejercicios:

 

a) Movilidad de cadera: sentados con las dos rodillas en 90º. Llevamos las piernas de lado a lado.

b) Estiramiento de psoas: on rodilla de delante sobre talón, empujamos con las caderas al frente a la vez que abrimos los brazos en cruz y arqueamos ligeramente la espalda hacia atrás.

c) Estiramiento de isquiotibiales y espalda: con manos y pies al ancho de caderas, llevamos estas hacia el techo y hacia atrás acercando los talones hacia el suelo a la vez que empujamos con el talón de la mano metiendo la cabeza entre los brazos.

 

evitar enfermarte

 

 

C. Caminar en la naturaleza sin teléfono va a evitar enfermarte

 

 

Cuando se trata de desconectar de los factores de estrés que nos rodean y de conectar con nosotros mismos, una de las mejores formas de hacerlo es saliendo a caminar en la naturaleza.

No me sirve que me digas que dónde vives no hay playa ni montaña. Busca una zona verde o un parque, y trata de observar mientras caminas. Observa cosas tan simples como las hojas de los árboles moviéndose, a los pájaros interactuando entre ellos o cómo las hormigas se organizan en su día a día.

Puede resultar muy tonto pero no hay mejor forma que de liberar nuestra mente de pensamientos que aplicar microacciones como esta para ello.

Por supuesto, sal a dar ese paseo sin el teléfono móvil. Deja a un lado las pantallas y las tecnologías. No lleves música tampoco, solo trata de estar contigo mismo.

Respira profundo, agradece que estás vivo y guarda silencio para dejar que el sonido de la naturaleza te envuelva poco a poco. Aunque tus pensamientos sigan existiendo la calidad de estos irá siendo cada vez mejor, porque el romper con la rutina, el conectar con la naturaleza y contigo, así como estar en silencio hace que tu mente se aquiete y se calme, y con ella los pensamiento negativos.

 

 

Evitar enfermarte es muy simple

 

 

Ahora que tienes 3 microacciones de cientos que se pueden llevar a cabo, no hay excusas. No puedes decirme que no sabes por dónde empezar. Trata de replicar solo estas 3 y cuéntanos cómo te sientes al cabo de una semana haciéndolas cada día.

Si no tienes 15 minutos en tu día para ti mismo y para potenciar tu salud, tendrás que hacer un replanteamiento de cómo está tu vida.

 

Ver la charla AQUÍ

Descargar el Podcast AQUÍ

 

P.D: Evitar enfermarte no es solo para unos privilegiados. Compártenos en los comentarios de este artículo, cuáles son tus microacciones para ello y cómo te sientes cuando apliques estas.

 

Carlos Martín-Mora

Hola Minimalista, soy Carlos. Nací en Madrid, pero me siento ciudadano del mundo porque me apasiona viajar y formar parte de la cultura del lugar donde voy. Viví en Miami con todos los lujos, pero la libertad para mí no tiene precio, así que rompí mi zona de confort y me fui a perseguir mi propósito y mis sueños. 😉