fbpx

Descubre los beneficios de la alimentación vegana

 

 

Hola familia minimalista, el día de hoy venimos con una charla super nutritiva con nuestra amiga Iosune de Danza de Fogones, uno de los blogs más grande y conocidos del mundo de habla hispana sobre recetas, cocina y la alimentación vegana.

Hablaremos de los beneficios de la alimentación vegana en la salud y romperemos algunos mitos sobre esta forma de alimentarte que se convierte en un estilo de vida.

Decimos estilo de vida porque la alimentación vegana va mucho más allá de los beneficios de uno mismo sino de lo que suma a otros aspectos como la sostenibilidad, el planeta, los animales, etc.

 

Ver la entrevista completa

 

 

Transcripción de la entrevista

 

 

Presentación e introducción

0 – 2:50

¿Es difícil y cara la alimentación vegana?

2:50 – 3:55

Creencias limitantes sobre la alimentación vegana

3:55 – 5:40

¿La alimentación vegana es saludable?

5:40 – 8:30

El mito de la proteína en la alimentación vegana

8:30 – 12:00

Beneficios de la alimentación vegana

12:00 – 14:45

Motivos la alimentación vegana

14:45 – 16:00

La tolerancia y el respeto por delante de todo

16:00 – 16:42

El consumo responsable y el cambio es una urgencia

16:42 – 19:30

¿La alimentación vegana adelgaza?

19:30 – 21:54

La alimentación vegana nos da más Prana (energía)

21:54 – 28:54

La transición a la alimentación vegana

28:54 – 29:30

La alimentación vegana y la mente sáttvica (en armonía)

29:30 – 36:15

La suplementación en la alimentación vegana

36:15 – 41:25

Resumen y despedida

41:25 – 47:05

 

¿Es difícil y cara la alimentación vegana?

 

 

La respuesta es: “para nada”. No se necesita ser un chef experto para disfrutar de la alimentación vegana en la cocina ni tampoco invertir la mitad de tu sueldo para ello.

Antiguamente la desinformación hacía que viéramos esta forma de alimentarnos como algo solo para unos pocos diestros en la cocina. Sin embargo, actualmente existen muchos vídeos, libros, blogs, cursos, etc que te enseñan la alimentación vegana paso a paso y desde un punto de vista muy práctico.

Por otro lado, el mito de que todo es más caro ya pasó de moda. Es cierto que al principio el enfoque era hacia productos muy raros y difíciles de conseguir por lo que hacían que su precio fuera mayor.

Actualmente la mayor demanda ha hecho que eso se regule y normalice. Además sigue costando menos un kilo de legumbres que un kilo de churrasco.

 

Creencias limitantes sobre la alimentación vegana

 

 

Existen muchas creencias limitantes sobre la alimentación vegana. Muy pocos os habéis parado a pensar cuántas veces vuestro plato es vegano y ni tan si quiera os habéis dado cuenta.

Nuestros miedos, costumbres, patrones de acción en automáticos y nuestras creencias son nuestros mayores verdugos.

Desde el momento en el que alguien no tiene predisposición al cambio, se está perdiendo de muchas cosas en la vida, pero sobretodo está reprimiendo su crecimiento personal.

Quizá nadie relacione la comida, en este caso la alimentación vegana, con el desarrollo personal pero es un hecho que tiene mucha relación.

Es como viajar. Cada vez que uno conoce otra cultura, a otras personas, otro idioma, otros lugares, otra forma de ver las cosas, de vivir, etc, adquiere nuevas herramientas para su vida y nuevas perspectivas.

Cuando te niegas al cambio sin argumento, te privas de aprender, crecer y desarrollarte, sobretodo, en un área tan maravillosa, amplia y rica sensorial y conceptualmente como es la gastronomía.

¿La alimentación vegana es saludable?

 

 

Cualquier forma de nutrición puede ser muy saludable o muy nociva para nuestra salud. Todo va a depender de la responsabilidad que uno adquiera sobre esto.

Mencionamos la palabra responsabilidad porque es nuestro deber informarnos, aprender y poner en práctica de una manera consciente aquello que beneficia a nuestra salud. Esto aplica tanto a la alimentación vegana como no vegana.

De la misma forma, tendremos que desechar aquello que perjudique nuestro organismo, por mucho que sea propio de la alimentación vegana.

Por tanto, comer vegano no es sinónimo de comer saludable. Unas patatas fritas son veganas pero no necesariamente tienen por qué ser sanas.

De la misma forma una dieta fitness, tampoco tiene por qué ser saludable. Ya que si para logra una estética determinada comprometemos a nuestro organismo, carece de lo salubre por mucho que se cumpla el objetivo estético.

No debemos confundir términos y por eso la alimentación vegana va mucho más allá de una manera de comer, sino que es un compromiso con uno mismo, con su entorno y con el planeta en el que vivimos.

El mito de la proteína en la alimentación vegana

 

 

Este suele ser un tema muy controversial pero a la vez muy simple cuando se aplica la lógica y uno se informa.

Se sabe que en una dieta convencional se tiene un exceso en el consumo de proteína, por lo que estamos sobrepasando la cantidad necesaria en nuestro día a día.

Sin embargo, seguimos obsesionados en consumir cantidades industriales de la misma y por eso, cuando nos quitan la carne, los huevos u otros alimentos ricos en proteína cunde el pánico.

Sin embargo, la alimentación vegana cuando está bien equilibrada, no solo no tendrá déficit protéico sino que puede mejorar la calidad de la ingesta de proteína como te contaremos a continuación.

El valor biológico de la proteína se trata de la calidad de la misma y la asimilación en el organismo. Cuando combinamos ciertos alimentos de origen vegetal logramos los 9 aminoácidos esenciales que necesitamos ingerir, ya que el cuerpo no puede fabricarlos pro si mismo.

Raro es encontrar en un pedazo de carne, esos 9 aminoácidos, por lo que atendiendo a esta parte, lograremos nutrirnos de manera más eficiente en cuanto a la proteína necesaria en nuestro organismo si empleamos esta estrategia frente al consumo aislado de proteína de origen animal.

 

Ejemplos:

 

Un ejemplo de ello será combinar alimentos como guisantes+arroz o garbanzos+sésamo para lograr incorporar los 9 aminoácidos esenciales.

Otros alimentos ricos en proteína son las legumbres, el tofu, el seitán, las algas, hongos, frutos secos, etc.Beneficios de la alimentación vegana

La alimentación vegana nos aporta grandes beneficios a nuestra salud.

Muchos alimentos de procedencia animal, sobretodo cuando se abusa de ellos, provocan enfermedades tan comunes como el cáncer, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, etc.

No hay una dieta milagrosa ni un estilo de alimentación que te exima de lo anteriormente mencionado pero muchos estudios indican la relación entre la alimentación vegana y los mejores parámetros en la salud.

 

Más ejemplos:

 

Por ejemplo, se ha demostrado que las personas veganas tienen un Índice de Masa Corporal menor que las vegetarianas y mucho menor que las omnívoras. Claro está que en toda regla hay excepciones pero no queramos buscarle la quinta pata al gato.

De la misma forma, estudios demuestran cómo el mayor consumo de carne, sobretodo roja, tiene una relación directa con el riesgo de padecer cáncer de colon.

La digestión de la carne es realmente lenta en nuestro organismo, si a eso le otros malos hábitos que hacen que nuestro organismo no funcione correctamente, esté intoxicado y acumulemos toxinas cada día, ese pedazo de carne puede permanecer en nuestro colon durante años.

¿Qué aspecto y qué podría generar un pedazo de carne encima de la mesa de tu salón durante años?

Bueno, sé que no es exactamente lo mismo, pero a buen entendedor… pocas palabras bastan.

Una persona vegana vive una media de 10 años más. Se ha demostrados cómo sociedades orientales veganas, vegetariana o cuyo consumo de alimentos de origen animal es mínimo tienen una mejor calidad de vida, un mejor estado de salud y un vida más longeva, gracias a este tipo de alimentación, entre otros motivos.

Motivos para elegir la alimentación vegana

 

 

Pueden ser muchos los motivos que te lleven a elegir la alimentación vegana como parte de tu vida.

Hablamos de salud, de querer contribuir a la sostenibilidad del planeta, de querer inspirar a los demás, de dejar un legado en tu entorno y familia, de empatizar con la vida que se le da a los animales para su consumo, etc. etc.

Ninguna de las anteriores razones es excluyente la una de la otra ni más o menos importante. Precisamente por eso creo que

La tolerancia y el respeto por delante de todo.

 

 

Independientemente de tu decisión debe haber tolerancia y respeto.

La sociedad actual vive en desunión y separación, donde eres de un bando o de otro y no hay más opciones.

Da igual que hablemos de política, ideales, fútbol, nacionalidades, etc. Que siempre tendemos a la separación. Sin embargo, eso solo nos lleva al principio de este artículo, es decir, a perdernos de muchas cosas interesantes en la vida.

Nos declaramos la guerra constantemente y excluimos a los que no piensan como uno lo hace. Los veganos a los no veganos, los carnívoros a los veganos. Los flexitarianos a los vegetarianos y los paleos a los keto. Así podríamos estar durante horas, pero la realidad es que eso no lleva ningún lado.

Nos encanta etiquetar para juzgar y seguir dividiendo. Pero la verdadera consciencia es saber elegir lo que conviene al mundo y a tu persona en cada momento desde la información y la responsabilidad.

Por ello, esto no va de colores ni sabores, sino de compromiso, aprendizaje y solidaridad, ya que a veces es necesario invertir tiempo, dinero y energía personal para lograr un cambio común de mayor envergadura.

El consumo responsable y el cambio es una urgencia

 

 

Se sabe el impacto negativo que tiene en el planeta y en nuestra salud el consumo desmesurado actual de alimentos de origen animal.

Selvas y bosques son deforestados para que pueda pastar el ganado.

El efecto invernadero crece cada día por los gases provenientes d ellas flatulencias (pedos) de las reses.

Los excrementos en cantidades industriales de las millones de cabezas de ganado corren por los ríos y acuíferos contaminando las aguas y las tierras por donde pasan.

La vida precaria de cada animal criado para el consumo ya es pública.

La aceleración del crecimiento mediante fármacos, antibióticos, piensos transgénicos que se les da a los animales para una mayor rentabilidad ya no es un tema tabú y eso es lo que ingerimos cuando comemos un pollo, un cerdo, una vaca o un pescado, entre otros.

Y así podría seguir un rato más, pero la verdad que no tiene caso.

Antes de que tu mente te arroje la justificación de:

“Ya, ¿pero qué puedo hacer yo?”

Yo te lo voy a decir ahora mismo:

La suma de pequeñas acciones hacen la diferencia.

Tu consumo responsable inspira a otra mucha gente y esto hace que se vuelva un movimiento grande que obligue a las leyes, la industrias, los convenios, las empresas, etc. a tomar acción para el cambio ante la necesidad impuesta de la demanda decreciente del mercado.

O se reintentan o se funden, y eso lo logras tú, con ese pequeño gesto diario. Con ese granito de arena que hace que al unirse a todos los granitos de las personas de ese planeta tengamos un gran desierto.

¿La alimentación vegana adelgaza?

 

 

Ya hemos hablado un poco sobre esto antes, pero quizá sea bueno destacarlo.

Definitivamente la alimentación vegana no es sinónimo de dieta o adelgazar.

Si te nutres de manera indebida, da igual que sea con la alimentación vegana que no vas a librarte del sobrepeso o los problemas de salud.

Como cada día harinas blancas (que son veganas) no te va a llevara. Una correcta nutrición y muy probablemente te haga subir de peso, entre otras cosas, perjudiciales.

El peso va a depender de muchos factores, pero en igualdad de condiciones, dentro de una alimentación vegana podemos encontrar quienes se responsabilizan y se comprometen con su salud y quienes no lo hagan.

Claro está que eliminar o reducir ciertos alimentos de origen animal nos acercan a:

 

  • eliminar grasas saturadas,
  • nitritos,
  • exceso de calorías,
  • mejorar las digestiones,
  • limpiar el organismo de toxinas,
  • elevar nuestro nivel de energía,
  • eliminar procesos inflamatorios,
  • etc.

 

Factores que definitivamente mejoran tu salud y contribuyen al no sobrepeso.

Pero todo en la vida hay que tomarlo con pinzas y criterio. Y es ahí donde te toca a tu poner criterio y responsabilidad, para no aferrarte a tus costumbres y tus creencias limitantes si estas no te benefician de manera objetivamente h ablando.

La alimentación vegana nos da más Prana (energía)

 

 

Rompemos los mitos de que si no como carne no tengo la suficiente fuerza o energía en mi día a día o en el deporte que practico.

Gracias a que muchos deportistas de élite se han sumado a esta forma de vida, hemos podido comprobar que esto solo era un mito.

La Ciencia del Āyurveda explica cómo los alimentos vivos (en pleno crecimiento) como por ejemplo los germinados, o alimentos que reciben la energía directa del sol (cuyo proceso de crecimiento sigue incluso una vez cogidos del árbol) como una fresa, arándano o manzana, nos otorgan un Prana o energía extra que un alimento muerto como un pesado de carne.

Los alimentos muertos (Tamásicos) implican un extra de energía para su digestión, por lo que no solamente no nos dan mucha energía, sino que nos la quitan.

Si sumamos otros aspectos nutritivos perjudiciales, hace que tu rendimiento disminuya.

Incluso en los procesos de recuperación de lesiones se ha demostrado que la alimentación vegana mejora y acelera la recuperación frente a una alimentación omnívora.

La transición a la alimentación vegana

 

 

Cuando nos plantean un cambio en nuestra vida a parecen los miedos.

Pero todos estos miedos son infundados y no son reales. Son creados por nosotros mismos por lo que deberíamos ser capaces de eliminarlos una vez que sabemos esto.

Una recomendación indispensable para iniciarte en la alimentación vegana o en cualquier aspecto de tu vida es el ir progresivo, el experimentar, el equivocarte, el atreverte, el eliminar los prejuicios y el salir de tu zona de confort.

Todo esto te hace cambiar la neuroplasticidad de tu cerebro y por tanto te hace crecer.

La la alimentación vegana y la mente sáttvica (en armonía)

 

 

La alimentación vegana nos ayuda a calmar la mente y los pensamientos.

La Ciencia del Āyurveda trabaja para lograr una mente sáttvica, es decir, en equilibrio, en paz.

En la famosa comida de templo, descartan los alimentos de origen animal ya que hacen de la mente, una mente más rajásica, es decir, inquieta, móvil y nerviosa.

Además, la energía del animal muerto para ellos es energía negativa y sufrimiento que uno incorpora en su organismo cuando la ingiere.

Por eso, la alimentación vegana nos ayuda a combatir el estrés, la ansiedad, el nerviosismo, la depresión, etc.

Nos ayuda a gestionar las emociones dándonos energía y vitalidad, alejándonos de la inquietud y proyección hacia el futuro y aterrizando nuestra mente para cultivar la presencia.

Alimentos rajásicos

 

Algunos ejemplos de alimentos rajásicos que debemos evitar cuando nuestra mente esté muy inquieta son: café, té negro, mate, bebidas energéticas, harinas blancas, cebolla y familia (puerro, cebollín, cebolleta,…), carnes blancas, ajo, huevo, azúcar, arroz blanco, etc.

La forma culinaria en la que preparemos los alimentos también nos ayuda a calmar y a aterrizar la mente. Alimentos que se hagan más pesados (no en la digestión si no ante una balanza) una vez que los preparemos ayudarán a este objetivo.

Por eso las verduras hervidas, al vapor, en cremas o purés, estofados, etc. serán una buena elección para estos casos y momentos. Evitar cosas ligeras, con aire y crujientes como snacks tipo patatas, palomitas, Doritos, etc.

Nos nutrimos por los 5 sentidos por lo que debemos evitar situaciones hostiles en el momento de alimentarnos, tales como estar con el móvil, viendo las noticias, contestando una llamada o un email o discutiendo con nuestra pareja.

La suplementación en la alimentación vegana

 

 

Vitamina B12

 

La principal diferencia a la hora de tener en cuenta cuando usamos la alimentación vegana frente a  la no vegana es incorporar la Vitamina B12.

En realidad, dada la mala calidad de los alimentos de origen animal y el estado de cómo se crían en cautiverio, cada vez más estudios apuntan a la necesidad de que los no veganos también la consuman.

El motivo es porque la B12 se trata de una bacteria que se encuentra en el suelo y que los animales consumen cuando se alimentan.

Los animales

 

Como actualmente son criados en cautiverio, muchos de ellos ya no la pueden adquirir y se la tienen que inyectar, con lo que aquí tenemos otro problemita mas de manipulación alimentaria y que nos llevamos a nuestro organismo.

Los suelos

 

Otra causa que nos hace no tener esa cantidad de Vitamina B12 es por el empobrecimiento de los suelos y la higiene elevada comparado con nuestros antepasados, donde al lavar todo y estar los suelos y alimentos contaminados por pesticidas, herbicidas, etc. hace que nos sea difícil consumir la cantidad necesaria de B12

Pero al margen de esto, el vegano si debe suplementarse con B12 y es muy importante porque un déficit de esta vitamina a largo plazo puede traer problemas de salud.

Pero que no cunda el pánico. Es imposible que una persona con esta suplementación pueda experimentar ese déficit, así que, un problema menos de los que nuestras creencias o miedos puedan generarnos la famosa parálisis por análisis.

 

Vitamina D

 

Al igual que con la B12 muchas personas, vegano o no veganos, tenemos déficit de vitamina D.

El motivo es porque cada vez estamos más encerrados y porque empezamos a generar un rechazo del organismo de forma que no se asimila.

¡Bienvenidos al desarrollo no sostenible y a la desnaturalización como especie! jeje.

En el caso de los veganos debe prestarse más atención ya que el no consumir ciertos alimentos como pescados, mariscos, leche, etc.que son ricos en Vitamina D esto puede afectarles.

Si tenemos una vida más al aire libre o que nos dé el sol no suele ser un problema la ausencia de Vitamina D en los veganos. Cabe destacar que se debe tomar el sol sin protección para que se asimile esta vitamina.

Lógicamente debemos ser cautos, de forma que racionemos la dosis de sol, no exponernos en las horas más fuerte, etc.

Resumen y conclusiones sobre la alimentación vegana

 

 

Hemos podido desmitificar, informar y compartir con todos vosotros una información de mucha calidad y de la mano de nuestra amiga Iosune de Danza de Fogones, por lo que ahora y ano tienes excusas.

Experimentar y darte la oportunidad de hacer una transición progresiva hacia la alimentación vegana hará que adquieras nuevas herramientas para tu vida personal y para tu salud.

Si encima contribuyes a un desarrollo sostenible, a la conservación del planeta y de los animales, a la reinvención profesional de muchas empresas y a la creación de nuevo comercios y emprendedores, creo que mínimo merece la pena intentarlo.

 

P.D: Recuerda sumar tu granito de arena en este gran desierto que estamos construyendo entre todos hacia la alimentación vegana.

 

Carlos Martín-Mora

Hola soy Carlos. Nací en Madrid, pero me siento ciudadano del mundo. Me apasiona viajar y formar parte de la cultura del lugar donde voy. Para mi la libertad no tiene precio, así que trato de salir de mi zona de confort siempre para seguir persiguiendo mi propósito y mis sueños 😉